La UCR se mueve hacia IPv6

Internet no deja ni dejará de crecer, con el paso del tiempo se ha vuelto necesario e indispensable para diferentes ámbitos de nuestra vida diaria como el laboral, académico y social. Este crecimiento desencadena una serie de necesidades y consecuencias que se deben solventar para poder mantenernos a la vanguardia tecnológica.

Una de las consecuencias de este crecimiento ha dado como resultado el agotamiento de las direcciones Internet Protocol version 4 (IPv4). En este Protocolo, cada dirección se compone de 32 bits, lo que permitió generar desde 1983 un total de 4 300 millones de direcciones únicas que ya se han agotado.

Para solventar este agotamiento, en el año 1996 se implementó el IPv6, direcciones que se componen de 128 bits, lo que permite generar más de 300 sextillones de direcciones únicas.

El direccionamiento IPv6 ofrecen gran cantidad de ventajas entre las que destacan la seguridad al permitir autenticación y encriptación del protocolo base, autoc onfiguración de los equipos al conectarse por primera vez, asignación de prefijos dinámicos que previenen el rastreo de usuarios y un mayor espacio de direccionamiento.

Para aprovechar estas ventajas y mantenerse actualizado con las últimas tecnologías, la Universidad de Costa Rica (UCR) ha iniciado esta semana un plan piloto para incursionar en IPv6.

Rebeca Esquivel Flores, coordinadora del Área de Gestión de Comunicaciones del Centro de Informática (CI) comenta que como entidad autónoma en Internet, la UCR desea ser el motor de arranque para que a nivel de universidades públicas en Costa Rica el IPv6 sea una realidad.

Para este proceso, el CI ha trabajado de la mano con Lacnic (Latin America & Caribbean Network Information Center) ente encargado del registro regional de Internet para América Latina y el Caribe. En conjunto, efectuaron un estudio con el fin de definir la mejor forma de implementar la transición de IPv4 a IPv6 en la Institución.

“Logramos determinar mediante un análisis conjunto que a lo interno de la UCR podemos utilizar los dos enlaces de Internet que tenemos para efectuar un enrutamiento más eficiente”, indica Esquivel.

Tras el estudio, se definió también que el cambio se llevaría acabo mediante el método de transición conocido como Dual Stack o Doble Pila, que permite el tráfico en Internet en ambos protocolos a la vez, un proceso posible gracias a la inversión que ha realizado la Universidad a nivel de tecnología.

Para implementar el piloto, el Centro de Informática realizó la configuración respectiva de equipos de borde o principales de red. Además, efectuó la configuración necesaria a nivel de seguridad y de core para poder navegar en la red en ambos protocolos.

“La idea es comenzar con el CI con algunos equipos a Dual Stack, trasegando en IPv4 e IPv6 a la vez y otros únicamente en IPv6 con el fin de identificar el comportamiento de los dispositivos cuando se utiliza IPv6 a nivel Costa Rica”, indica Esquivel.

Como parte del plan piloto se pretende incluir a más unidades y sedes e incluso implementar el IPv6 en los equipos de red inalámbrica Auri y monitorear su comportamiento.

Este monitoreo permitirá generar documentación de consulta para que otras entidades nacionales que deseen incursionar en IPv6 puedan contar con una base sobre el estado de este protocolo a nivel país.