Nuevo equipo de borde fortalece las capacidades de la RedUCR

La Universidad de Costa Rica (UCR) cuenta ahora con un novedoso equipo de borde, arquitectura que compone la RedUCR, que permite a las personas funcionarias de la Universidad acceder de una mejor forma a los recursos y servicios institucionales.

Estos equipos, encargados de administrar las comunicaciones con el proveedor de servicios de Internet, tales como enlaces de Internet y las conexiones a Red Privada Virtual (VPN), ofrecen una serie de mejoras, tanto en su uso por parte de personal técnico como en la respuesta de los servicios que gestiona.

Mejor rendimiento, almacenamiento y monitoreo

Rebeca Esquivel Flores, coordinadora del Área de Gestión de Comunicaciones del Centro de Informática (CI), comenta que los nuevos dispositivos cuentan con mejores capacidades de ancho de banda, que ha aumentado de 1 Gbps a 10 Gbps. Esto permitirá atender una gran cantidad de tráfico, tanto entrante como saliente, con un procesamiento más rápido. Además, ofrece una mayor cantidad de puertos para conexiones en fibra óptica, que con el equipo anterior era muy limitada.

Por otro lado, los nuevos equipos incluyen aspectos técnicos como mejores niveles de procesamiento y mayor capacidad de memoria, garantizando el crecimiento a mediano y largo plazo.

“Al tener más capacidades, estos dispositivos nos permiten a futuro incrementar los servicios o generar nuevos enlaces en caso de que se requieran. Además, ofrecen la opción de adquirir un licenciamiento en el corto plazo que permitiría habilitar más puertos de 10 Gbps y generar más posibilidades de conexión para servicios, investigación, entre otros”, añade Esquivel.

Destaca además que al tratarse de equipos más pequeños, requieren un consumo eléctrico menor. Este cambio, aunado a otros trabajos de mejora en infraestructura eléctrica y encapsulado en el Centro de Datos Institucional, permite disminuir los costos en consumo eléctrico y a la vez ayudar al medio ambiente.

Otra de las ventajas que ofrece el nuevo equipo es la mayor efectividad a la hora de consultar las aplicaciones que generan mayor consumo, así como la determinación de situaciones de riesgo que se puedan presentar.

“Nos permite consultar en tiempo real la utilización y el rendimiento, además de confirmar si el equipo está trabajando efectivamente o determinar de forma rápida si hay alguna anomalía, lo que garantiza la resolución de situaciones para la Institución más rápidamente”, indica Esquivel.

Proceso de configuración e instalación

A pesar de que los nuevos equipos fueron adquiridos en el año 2020, se realizó un proceso de análisis previo a su instalación, con el fin de asegurar el mejor acceso a los servicios de VPN, telefonía y acceso a la red.

“Dada la importancia de estos equipos, se hizo todo un planeamiento, se efectuó la configuración de los dispositivos, se hicieron pruebas con el fabricante y analizaron puntualmente cada uno de los detalles relacionados con los equipos. Una vez listo dicho proceso, se coordinó el reemplazo”.

Este cambio tecnológico responde no solo a la importancia de los servicios que ofrece la RedUCR, sino también a que los equipos anteriores se encontraban obsoletos y no contaban con soporte por parte de su proveedor, por lo que en caso de una eventualidad, no existía opción de corrección o reemplazo del mismo.

“Además de todas las ventajas técnicas que ofrece, el nuevo equipo incluye tres años de soporte premium, lo que asegura la continuidad del servicio en caso de alguna situación anómala además de garantizar el crecimiento a mediano plazo y la posibilidad de agregar mayores y mejores servicios para toda la comunidad universitaria”, finaliza Esquivel.