Ransomware: ¿estamos protegidos ante el secuestro de información?

Uno de los ataques cibernéticos más comunes en los últimos años es el caso de secuestro de información o Ransomware alrededor del mundo. Su metodología radica en infectar con software malicioso para bloquear el acceso a uno o varios equipos y por ende a los datos que se ubican en él, para posteriormente solicitar el pago de un rescate.

Este virus lanza un mensaje emergente que por lo general, solicita el pago en moneda virtual. A cambio, el ciberdelincuente promete entregar al usuario una clave para desbloquear nuevamente su dispositivo, aunque no en todos los casos cumple con su promesa.

Cualquier usuario puede ser víctima de Ransomware o secuestro de información, en especial si descarga archivos adjuntos de correos electrónicos de dudosa procedencia que podrían estar infectados o si visita sitios web inseguros.

¿Cómo prevenir un ataque de Ransomware?

A pesar de que todos estamos expuestos a ser víctimas de secuestro de información, existen una serie de recomendaciones que el usuario puede seguir con el fin de mantener seguros sus datos.

Uno de los aspectos más importantes es realizar periódicamente copias de seguridad de su información. Estas copias se pueden efectuar en dispositivos alternativos como disco duro externo. Estos dispositivos deben conectarse al equipo únicamente mientras se realiza la copia de seguridad, para evitar que el secuestro de información se aplique también a dicho dispositivo.

Evite abrir enlaces recibidos por correo electrónico, mensajería instantánea o redes sociales de dudosa procedencia, ya que podría descargar virus a su dispositivo. En ocasiones, estos mensajes pueden venir de contactos conocidos que hayan sido víctimas de los ciberdelincuentes que les han robado su identidad.

Es de vital importancia mantener actualizado su equipo con los parches de seguridad más recientes. Estos parches generalmente son facilitados por la empresa correspondiente con el sistema operativo que utiliza en su dispositivo.

Por otro lado, se recomienda verificar que el ícono de antivirus de su equipo se encuentre activo. Además, configure las actualizaciones automáticas para que su dispositivo cuente con las versiones más actuales de seguridad.

Recuerde que el pago del rescate no garantiza la recuperación de la información, por lo que es recomendable tomar las medidas preventivas necesarias a tiempo.

Finalmente, comparta este tipo de información con amigos o familiares, con el fin de evitar que más personas sean víctimas del secuestro de información o Ransomware. El CI pone a su disposición material de consulta en diversos temas de Ciberseguridad, encuéntrelo en: https://ci.ucr.ac.cr/ciberseguridad